En defensa de los derechos humanos y comunitarios en
el Pacífico Colombiano

Month

Octubre 2013

Guapi es un basurero por cuenta de la Alcaldía

COCOCAUCA. Guapi (costa Pacífica de Cauca) está abarrotado de basuras. Es terrible la contaminación del aire por malos olores, la abundancia de moscas supera la imaginación, es aterrador el incremento de los ratones, y al ambiente fétido se suma la contaminación visual por el reguero de la podredumbre de residuos en descomposición.

En Guapi la ingobernabilidad es insostenible*

Las fuerzas vivas del municipio de Guapi hacen un llamado al gobierno nacional y a los organismos de control para que cese la ingobernabilidad en Guapi. Su alcalde, Yarley Ocoró, ha transgredido sus funciones y la ley, pero nadie parece ponerle en orden: Ni la procuraduría, ni la contraloría. El alcalde no atiende los llamados del Concejo y de los recursos económicos municipales no da cuenta.

Tumaco no descansa

COMUNICADO DIÓCESIS. La Diócesis de Tumaco manifiesta su preocupación ante la situación de la costa Pacífica nariñense y en especial la de Tumaco, y se solidariza con toda la comunidad hermana de este territorio. Los últimos acontecimientos muestran que no hay un día en que Tumaco descanse. El paro agrario campesino afectó especialmente a esta población, hubo escasez de alimentos, de gasolina y aumentó el precio de la canasta familiar, que no bajó después de terminar el paro.

ESMAD agrede indiscriminadamente a comunidades indígenas movilizadas de manera pacífica en el Valle del Cauca

COMUNICACIONES CRIC. Desde el pasado 13 de octubre las comunidades indígenas Nasas, Embera Chamí y Eperara Siapidara agrupadas en la Organización regional Indígena del Valle del Cauca ORIVAC, se encuentran reunidas en el resguardo Nasa Kiwe, sector la Delfina vía a Buenaventura, donde han realizado encuentros culturales educativos y espacios de análisis sobre las problemáticas que se están presentando en sus territorios.

La impunidad de losfeminicidios en Buenaventura

COMUNICADO. Ya son 10 las mujeres asesinadas en Buenaventura en lo que va corrido del año, según las estadísticas de las propias organizaciones, pues las instituciones del Estado más bien encubren los crímenes. La semana pasada fue encontrada muerta, asfixiada con una almohada y apuñalada, en su propia cama, Ángela Arboleda, de 30 años. Era madre de un niño de 11 años e integrante activa de una iglesia evangélica de la ciudad.