En defensa de los derechos humanos y comunitarios en
el Pacífico Colombiano

Cuenca media del Atrato en medio de explosiones y sobrevuelos

Cuenca media del Atrato en medio de explosiones y sobrevuelos

Dicha situación ha generado pánico, miedo y zozobra en 12 comunidades afro representadas en más de 4.000 personas. Además, tres comunidades indígenas están desplazadas totalmente y dos parcialmente en las comunidades de Bebará Villa y Playón Bebaramá para un total de 300 personas. La población siente temor de movilizarse de sus poblados a sus lugares de trabajo para realizar actividades como la agricultura, pesca, minería y demás, indispensables para la subsistencia. Por lo tanto, la población se encuentra confinada afectando su salud física y mental, seguridad alimentaria, educación y demás.

El día 30 de diciembre de 2013, aproximadamente a las 4:30pm en la comunidad de Tagachí (Corregimiento del municipio de Quibdó), se escuchó una fuerte explosión, la cual generó pánico, zozobra y desconcierto. La explosión se dio en el puerto de la comunidad por un petardo colocado por el 34 frente de las Farc en el lugar donde la fuerza pública suele colocar su retén y donde por suerte en ese momento no se encontraba ninguna persona civil. La explosión causó los siguientes daños: varios militares heridos, destrucción del muelle (puerto de embarque), daños en la casa de acompañantes, Centro Humanitario, Institución Educativa y algunas viviendas cercanas.

Las comunidades afro como indígenas manifiestan que de no mejorarse esta situación se desplazarán masivamente por que temen que se pueda dar un segundo Bojayá. Por todo lo anterior el Consejo Comunitario Mayor COCOMACIA exige al gobierno nacional:
– Dar cumplimiento al Derecho Internacional Humanitario.
– No bombardear en los territorios colectivos y nuestras minas tradicionales comunitarias formales.
– No obstaculizar la libre movilidad de los habitantes de estas poblaciones.
– Tomar las acciones pertinentes de protección a la vida y los derechos colectivos e individuales de los habitantes de estas comunidades en cuanto al goce efectivo del derecho a la salud, educación, libre movilidad en su territorio, a la seguridad alimentaria, al trabajo, a la libre expresión y vivienda digna.

COCOMACIA exige a los grupos insurgentes:
– Dar cumplimiento al Derecho Internacional Humanitario.
– No realizar acciones bélicas en las poblaciones de nuestras comunidades.
– Respetar los reglamentos internos de las comunidades.
– Respetar la autoridad y autonomía que tienen nuestros consejos comunitarios legítimamente constituidos.

COCOMACIA exige a la comunidad internacional estar vigilantes sobre los reiterados hechos de violación a los derechos de las comunidades negras e indígenas de la región y ayudar en su visibilización, brindando su solidaridad y acompañamiento.

Leave a Reply